dimecres, 24 d’agost de 2016

El PP i la seva 'Barcelunya'

Us deixo l'article d'opinió que va sortir ahir publicat al Diari de Tarragona.

Leo con sorpresa que el presidente provincial del PP, Alejandro Fernández, dice en su Facebook que «el independentismo anti-Tarragona vuelve al ataque para discutir la indiscutible capitalidad de Tarragona. Ya está bien. No vamos a ceder ni un milímetro. Y exigimos a ERC y CDC en Tarragona que les desautoricen, aunque será difícil porque nunca lo hacen». Conocida es la cruzada de los populares para poner de relieve entre los tarraconenses la Barcelunya que, aseguran, llevan a cabo las formaciones soberanistas (Barcelunya, según el diccionario del PP, sería la priorización de los intereses de la capital catalana en la gestión diaria de la Generalitat en detrimento de los de las comarcas de Tarragona). Supongo que Fernández pone de relieve la Barcelunya debido a la «gran» apuesta en inversión que el Estado realiza en obras como el Mercat Central, los Juegos de 2017 o el sistema ferroviario (mode ironía on).

Pese a las críticas hacia los partidos independentistas, no deja de sorprenderme de que la primera formación que haya materializado en su acción diaria la popular Barcelunya haya sido, precisamente, el PP. ¿Cómo? El pasado mes de marzo dimitió el entonces subdelegado del Gobierno Central en Tarragona, Jordi Sierra. La inestabilidad política llevó al ejecutivo de la formación popular a nombrar a un sustituto temporal. ¿Saben quién es? Emilio Ablanedo, subdelegado del Gobierno en... Barcelona, quien ejerce las dos funciones, por lo que en estos momentos la Subdelegación de Tarragona depende completamente de la de Barcelona. Esto no es predicar con el ejemplo...

dimecres, 17 d’agost de 2016

Les vacances, que no faltin...

Us deixo l'article d'opinió que va sortir publicat aquest dimarts al Diari de Tarragona.

Reconozco que no salgo de mi asombro tras ver que, en plenas negociaciones para formar gobierno, el presidente en funciones –Mariano Rajoy (PP)– coge y se va de vacaciones a su tierra natal: Galicia. El líder popular estudia allí la oferta presentada por C’s provisto de ropa deportiva, bermudas y zapatillas haciendo caminatas por Ribadumia y en Sanxenxo, ambos municipios en la provincia de Pontevedra. Especialmente significativo me parece este gesto, después de que el pasado miércoles el propio Rajoy calificara como de «urgente» la formación de gobierno. Pese a ello, dejó para mañana la reunión de la ejecutiva del PP que debe decidir si acepta o rechaza el ofrecimiento de Albert Rivera. Sin prisas señor Rajoy, no se agobie.

No se piensen, sin embargo, que su principal rival–Pedro Sánchez (PSOE)– esté encerrado en un despacho intentando lograr apoyos para formar un gobierno alternativo. El líder socialista ha estado estos días en Almería, en una localidad cercana al Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, y en la Vall d’Aran. Eso sí, tiene tiempo para tuitear sobre los Juegos de Río. Si a caso, tampoco se estrese, señor Sánchez.

Sinceramente, ambos políticos están dando una imagen irresponsable, que demuestra que viven a años luz de la realidad de la población. Les recomendaría que pregunten a los autónomos si en época de especial carga de trabajo –como debería ser ahora el caso de los políticos– pueden marcharse de vacaciones y dejarlo todo para la vuelta. En política, las formas son importantes, pero ya se sabe que Spain is different. Y más en agosto.

dimecres, 10 d’agost de 2016

C's, la crossa de PSOE i PP

Leo con sorpresa que dos de las posibles fechas en las que podrían celebrarse las hipotéticas terceras Elecciones Generales son el 25 de diciembre y el 1 de enero, que en esta ocasión caen en domingo. La lotería sobre el día de la nueva cita con las urnas dependerá de la semana en la que se lleve a cabo el intento de investidura, que será entre finales de agosto y principios de septiembre. Convocar los comicios el día de Navidad o por primero de año sería la culminación de un esperpento que ya hace ocho meses que dura, y que deja en una anécdota los cien días que se necesitaron en Catalunya para formar gobierno tras las elecciones del 27 de septiembre. La situación en Madrid es compleja y no tiene tintes de desbloquearse. Sánchez (PSOE) sigue erre que erre con el ‘no’ a un nuevo ejecutivo del Partido Popular, mientras que Rajoy (PP) no baja del burro y dice que no se va.

Lo que queda claro es el triste papel de Ciudadanos de fer de crossa de los dos principales partidos. Los de Albert Rivera, un partido que pide la regeneración política, permitirían ahora un gobierno de Mariano Rajoy, pese a que hace meses lo vetaron. Esto llega, además, sólo medio año después de que los naranjas firmaran un pacto para hacer presidente a Pedro Sánchez (PSOE). La conclusión con la que me quedo es que Rivera me recuerda cada vez más a Groucho Marx. «Estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros», decía el genial actor, quien también opinaba que «la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados». Cuanta razón tenía...

dimecres, 3 d’agost de 2016

Volantazo en los parkings

Us deixo l'article d'opinió que va sortir ahir publicat al Diari de Tarragona: "Volantazo en los parkings".



Hoy se cumple exactamente medio año desde que PSC, PP y Unió Democràtica firmaran en Casa Canals un pacto de gobierno único entre los 947 municipios de Catalunya. Después de semanas de negociaciones, finalmente el alcalde Josep Fèlix Ballesteros descartó la posibilidad de apostar por un pacto de izquierdas con ERC e ICV y optó por un acuerdo «no ideológico» con PP y Unió Democràtica. Personalmente, no creo en la política sin ideología, ya que precisamente los principios de cada formación son lo que hacen que ir a votar tenga sentido. Yo sí creo en la política ideológica, y que ésta, por cierto, tenga sentido.

La pasada semana, el primer teniente de alcalde, Alejandro Fernández (PP), anunció una importante rebaja en el coste del aparcamiento en los ocho parkings soterrados gestionados directamente por el Ayuntamiento de Tarragona, pasando de un máximo diario de 12,60 euros a 5,50 a partir del próximo 1 de septiembre. No seré yo quien critique esta medida, pero sinceramente no entiendo que el gobierno socialista se pasara años fomentando el uso del transporte público con aparcamientos disuasorios para evitar que los vehículos entraran en el centro de la ciudad y que, en cambio, ahora –tras el pacto de gobierno– se dé un giro y se rebaje el precio de los parkings para, precisamente, atraer los coches hasta el núcleo urbano. ¿Esto no es una contradicción? ¿De qué ha servido pintar las calles de la ciudad de azul, verde y naranja si ahora se da un giro de 180 grados en la política de movilidad? Por cierto... ¿el PSC qué opina de este volantazo? Ni se sabe ni se le espera.

dissabte, 30 de juliol de 2016

PDC: Nuevas siglas, vieja política



Us deixo l'article d'opinió que va sortir publicat dimarts passat al Diari de Tarragona.

No hace ni 15 días que se ha constituido el nuevo Partit Demòcrata Català (PDC) y uno de sus viejos políticos –Francesc Homs– ha protagonizado la primera polémica de la formación, pactando que algunos de sus diputados voten a Rosa Romero (PP) e Ignacio Prendes (Ciudadanos) como vicepresidentes del Congreso. Según ha trascendido en decenas de medios nacionales y estatales, se trataría de una operación que buscaría que los exconvergentes puedan tener grupo propio en la cámara baja o, lo que es lo mismo, priorizar la antigua política del peix al cove de la época Pujol en pleno proceso soberanista y de choque político y judicial con el Estado español.

Todo esto pone de relieve que muchas son las cuestiones que deberá afrontar, en breve, la renovada formación –liderada en la presidencia por Artur Mas y Neus Munté y en la ejecutiva por Marta Pascal y David Bonheví– en la que el alcalde de Valls, Albert Batet (37 años), será el tarraconense con un mayor rango orgánico. La primera cuestión será dejar clara la prioridad de la formación por la independencia, dejando de lado los extraños pactos que mantiene, por ejemplo, en la Diputació de Tarragona con el PSC. Asimismo, Pascal y Bonheví también deberán realizar una profunda reflexión sobre la permanencia de los exconvergentes en el Grupo Liberal del Parlamento Europeo, del que también forma parte Ciudadanos y en el que el diputado Ramon Tremosa (un reconocido independentista) ya ha pedido salir de inmediato. El PDC deberá aclarar todo esto si realmente quiere ganarse la credibilidad del soberanismo.  

dimecres, 22 de juny de 2016

Majoria sense lideratges

Us deixo l'article que va sortir ahir publicat al Diari de Tarragona: 'Mayoría sin liderazgo'

Una encuesta publicada este domingo en La Vanguardia indica que un 48,4% de los ciudadanos votaría a favor de la independencia de Catalunya en caso de convocarse un referéndum vinculante acordado con el Estado, mientras que un 35,3% lo haría en contra. Asimismo, un 8,6% no se posiciona y un 7,7% asegura que no votaría. De esto se deduce que, en las urnas, un 52% de los posibles votantes apoyaría la separación, mientras que un 38% la rechazaría y un 10% estaría aún indeciso. Estas cifras demuestran que el movimiento soberanista cuenta aún con una buena salud y que sigue siendo mayoritario. Pese a ello, se da la circunstancia de que estos datos no se traducirían en una mayoría en el Parlament de Catalunya, ya que las fuerzas independentistas no sumarían los 68 votos necesarios que tener estabilidad.

Para mi, esto demuestra que los partidos soberanistas (CDC, ERC y CUP) no están gestionando bien el Procés. A las personas independentistas les resulta lamentable observar la guerra dialéctica que estos días están protagonizando convergentes y republicanos, así como el freno al proceso que está demostrando ser la CUP, tras imposibilitar la tramitación de los presupuestos autonómicos. Creo que el movimiento soberanista debería hacer una profunda reflexión sobre ello, así como de la  falta de líderazgos en los grandes ayuntamientos, ya que ni en Barcelona ni en Lleida ni en Girona ni en Tarragona gobierna ningún ejecutivo independentista como sí que pasa en el Govern. Al independentismo le falta una Ada Colau que genere consenso y que tire del carro.

dilluns, 13 de juny de 2016

Qüestió de confiança

Uus deixo l'article que va sortir publicat divendres passat al Diari de Tarragona.

"Cuestión de confianza"

El  pasado miércoles la CUP decidió dinamitar el proceso soberanista e impidió que el Parlament pudiera aprobar los presupuestos de la Generalitat para este año. La formación anticapitalista se «olvidó» del pacto que firmó el pasado 9 de enero con Junts pel Sí y llevó al President Carles Puigdemont a convocar una cuestión de confianza para septiembre. Especialmente significativa es la patada al Procés cuando en el punto 1 del acuerdo de hace cinco meses se establece que «la CUP se compromete a no votar en ningún caso en el mismo sentido que los grupos parlamentarios contrarios al proceso y/o al derecho a decidir cuando esté en riesgo la estabilidad parlamentaria» de las fuerzas soberanistas. Se da la circunstancia de que este partido no quiso apoyar las cuentas del Govern al argumentar que éstas era «autonomistas» pero, sin embargo, sí que permitió que la «independentista» Ada Colau pudiera aprobar las previsiones en Barcelona.
La oposición a los números  comportó división en el grupo parlamentario de la CUP. Pese a que los integrantes de esta formación apuestan por desacatar las leyes del Estado español y al Tribunal Constitucional, lo cierto es que los diputados críticos con la decisión del partido no se atrevieron ni a desacatar la disciplina de voto... por lo que al final se optó por prorrogar los presupuestos de 2015. ¿Por qué quisieron apartar a Artur Mas si ahora los cupaires prefieren las cuentas que diseñó el anterior President a otras de nuevas? La CUP debe reconocer de una vez que prioriza el activismo social y el anticapitalismo a la unidad por la independencia.